Análisis electoral y la agricultura: tema central para el próximo gobierno
Inicio TemasPolítica y Gobierno Análisis electoral y la agricultura: tema central para el próximo gobierno

Análisis electoral y la agricultura: tema central para el próximo gobierno

Escrito por Enrique Herrera
La Agricultura en Colombia

El próximo presidente deberá formar una nueva generación rural que se valga de la tecnología para explotar el potencial del campo.

Enrique Herrera Araújo*

La curiosa encrucijada electoral

Descontento, hastío y clamor de cambio fueron los sentimientos que Rodolfo Hernández logró encarnar en la primera vuelta. Petro también lo hizo, pero valiéndose de la polarización.

El pasado 29 de mayo, el 72,6% de los electores –es decir, quienes votaron por Hernández, Petro y Fajardo– votaron por un cambio. Los resultados del domingo son un mandato de obligatorio cumplimiento para el nuevo presidente. Si no lo implementa perderá, en un abrir y cerrar de ojos, capital político y aceptación popular.

Hernández hizo lo que no pudo hacer Fajardo: capitalizó la inconformidad nacional y capitalizó el descontento frente a los extremos. Resulta sorprendente que alguien de 77 años se apropiara de las herramientas digitales y las redes sociales y lograra conectar con los jóvenes. Hernández demostró que hoy la política electoral se puede hacer sin tamales, tejas, ni plazas llenas, sino con sentimientos y mensajes contundentes difundidos a través de TikTok, Twitter, Instagram, WhatsApp y Facebook. Hoy en día la política virtual es la clave para conquistar la política real.

Mientras Hernández hace lives y se acerca más a su electorado, Petro se ve desorientado, pues después de representar el cambio en primera vuelta se ha visto obligado a representar el establecimiento y el continuismo. Petro parece ignorar que defender la clase política ya no se traduce en votos de “los de abajo”. Hernández, en cambio, representa un aire nuevo que rompió con las amarras del clientelismo y los partidos políticos.

Aunque Hernández tiene una clara ventaja frente a Petro, debe moderarse si quiere ganar, pues lo que le sirvió en primera vuelta podría perjudicarlo en segunda.

El escenario para Petro pasó de castaño a oscuro, pues tiene pocas posibilidades de sumar. En contraste, Hernández puede conquistar electores de prácticamente todos los bandos. De acuerdo con el tracking presidencial de RCN y la firma consultora GAD, el 83% de los votos de Federico Gutiérrez y el 62% de los de Fajardo irían para Hernández en segunda vuelta. La estrategia del petrismo consistirá, entonces, en promover el voto en blanco y la abstención para tratar de afectar los números del ingeniero.

Aunque Hernández tiene una clara ventaja frente a Petro, debe moderarse si quiere ganar, pues lo que le sirvió en primera vuelta podría perjudicarlo en segunda. Boric, Castillo, Fernández y Lasso son presidentes en Sur América porque se ponderaron  en la segunda vuelta.  Dado que una parte del electorado aún tiene serias reservas frente a él, es fundamental que demuestre que tiene los atributos necesarios para dirigir el país. En ese sentido, rechazar la alianza con  Fajardo fue un error, pues muchos votantes se habrían sentido más tranquilos si  figuras  de esa talla se unen  a su campaña y posteriormente a su administración.

Por una agricultura verde y digital

En materia de desarrollo rural, Hernández debería tomar algunas ideas que construimos en la campaña de Fajardo; a continuación resumo los planteamientos  principales, incluyendo algunos que no fueron consignados en el programa.

Jeffrey Sachs sostiene que la salida a la crisis mundial tiene que ser verde y tecnológica. Lo mismo ocurre con el agro: la agricultura debe ser verde y digital. Verde porque la agricultura debe ser capaz de preservar el medio ambiente y armonizarse con  los nuevos hábitos de consumo y la agenda de los jóvenes.

Colombia podría impulsar la nueva agricultura de los superalimentos, es decir, de los alimentos funcionales y nutracéuticos que contienen vitaminas y minerales que benefician la salud. Si sumamos el aguacate, el cacao, las plantas aromáticas, las frutas tropicales, andinas y amazónicas a las exportaciones consolidadas del país (café, flores, banano y caña de azúcar) y a los cultivos tradicionales (arroz, papa, plátano) tendremos un norte claro y seremos una potencia agrícola.

Si además lo articulamos con la agricultura digital, agregaremos valor porque las plantas empiezas a transformarse en fábricas, pues las plantas que producían granos, empiezan a producir energía, bioplásticos, moléculas y enzimas. En definitiva, productos de uso industrial.

La apuesta por una agricultura tecnológica supone invertir en educación, formación, capacitación y uso de tecnologías digitales para forjar una nueva generación rural de jóvenes técnicos, de científicos de datos agropecuarios, extensionistas rurales y pequeños y medianos productores que usen tecnologías digitales agropecuarias y servicios de información y educación. Estos perfiles serán necesarios para afrontar los retos de la agroclimatología y agrologística y también es necesario impulsar plataformas digitales innovadoras de compra y venta, servicios tercerizados y financiamiento.

Actualmente, el campo colombiano es pobre, poco educado e informal. Por eso, cada vez más personas migran a las grandes ciudades. Además, la tierra se usa en lo que no es y en donde no es. La tenencia y uso de la tierra es informal, desigual, conflictivo y poco amigable con el medio ambiente. La agricultura es poco competitiva, productiva y diversificada y las importaciones de alimentos en volumen han crecido en los últimos 10 años a una tasa promedio del 5% .

La apuesta debe ser por un campo competitivo, rentable e incluyente. Para lograrlo, es necesario crear un entorno apropiado para los negocios rurales –algo que no puede propiciar Petro– mediante la provisión de bienes y servicios y la conquista de  mercados.

La Agricultura en Colombia
Foto: Twitter - Hernández está dando señales invitando, por ejemplo, a Fajardo a su campaña o anunciando algunos nombres de muy alto perfil que harían parte de su administración.

Recomendaciones concretas

Con respecto al acceso a la tierra para pequeños y medianos productores, Hernández debe jugársela por:

  • El arrendamiento de tierras por períodos largos para que, con menos presupuesto, más familias puedan acceder a un predio;
  • El derecho real de superficie que permite construir sobre el suelo de otro con derecho a apropiarse de lo que ha sido construido o cultivado sin que el dueño del suelo pierda su propiedad;
  • Aumentar la tributación a las tierras empleadas con fines especulativos.

Por otra parte, los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) deben ser los ejes de la intervención territorial rural. Es fundamental fortalecer los municipios intermedios para convertirlos en nodos o ejes de articulación para la interacción regional e intrarregional. También valdría la pena probar la idea de las ecoaldeas que son asentamientos rururbanos, de vocación agraria rodeados de un cordón productivo en algunos municipios PDET.

Y si puede, que proponga un régimen especial tributario para el campo que establezca  un tratamiento diferencial para, por ejemplo, el que invierta determinada suma en un proyecto productivo y que genere empleo formal; o que asocie en su proyecto productivo  a un número determinado de pequeños campesinos;  o que  incorpore agro Tecnología en su actividad productiva; o que incorpore a jóvenes en su proceso productivo o  que agro exporte. Ellos deben tener un tratamiento preferencial y así se mejorará la competitividad, la inclusión productiva y se promoverá la agricultura verde y digital.

Finalmente, es importante invertir en seguridad, pues la inseguridad y la falta de control de orden público desestimulan la inversión y tienen consecuencias negativas en el desarrollo. La seguridad es un bien público que promueve la confianza y mejora el clima para los negocios.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies